domingo, 21 de agosto de 2011

¿Cómo ver un acuario privado?

Hace muchos años que no creo en la suerte, sino que considero que la suerte no es más que estadística. Voy a intentar explicarme hay situaciones que se producen con muy poca frecuencia, imaginad que os toca la lotería. Pero más allá, solo ha sucedido un acontecimiento que tiene pocas % de que se produzca. Pero si jugaras infinitamente te tocaría.

El autostop, el encontrar alojamiento, el que las cosas vayan bien es muy similar. Los porcentajes de éxito son bajos pero si tus no compras todos los tickets que están a tu alcance es realmente imposible que las cosas vayan bien. Por lo que debemos de intentar explotar todas las situaciones que sean beneficiosas para nosotros. ¿Y cómo se logra esto? Debemos de adquirir una actitud muy positiva ante lo que nos vaya sucediendo, tener constancia, y estar abierto a todas las posibilidades de futuro que se vayan produciendo.

Asi es como yo he logrado ver un acuario privado.

Y como ya escribí en otro post, todo empezó con una muy positiva y abierta charlando e interesándome por ver qué tipo de peces se pescaban por ahí. No tenía otra intención que ver lo que estaba pescando.

Del interés que mostré empezamos hablar una charla fluida. Hasta un punto en el que me dieron la tarjeta de su empresa y que fuera a verle cuando quisiera pero que antes llamara que él era el director de la empresa. No me lo podía creer, yo creo que en España un director de una empresa no te invita a su empresa a verla así como así. Y aquí por lo parecía iba a ser así. Tras darme su tarjeta, despedirme y agradecerle la invitación volví para el hostel.

Tras una noche que no mencionare en la que me perdí por la ciudad y tuve que coger un taxi para volver al hostel estando solo a dos manzanas xDD. Perdí la tarjeta que me habían dado! No me lo podía creer había perdido la manera de llegar!

No estaba dispuesto a perder esta oportunidad y acordándome del diseño de la tarjeta, ni siquiera el nombre. Hicimos una búsqueda por internet hasta encontrar una empresa que parecía ser la que me habían invitado. Les envié un email a una dirección de información que salía y me contesto el Director, ofreciéndome ir el miércoles! Así que sin pensármelo le conteste agradeciéndole la invitación que el miércoles nos veríamos.

Un gran defecto de algunas personas y especialmente mío es que por mucho que me digan una cosa hasta que no lo compruebo por mí mismo no hago caso a los consejos externos. Y gracias a mi cabezonería de dejar la bici todos los días en la calle me fastidiaron la rueda de delante inentandola robar. Las consecuencias:

1. No tengo freno en la rueda delante y el de la trasera no va.

2. Me han robado el enganche de la rueda de delante, con lo que si levanto la bici la rueda se cae al suelo. Peligroso no peligrosísimo.

Tras realizar, una serie de pruebas y viendo que si no giraba mucho el manillar no pasaría nada, decidí ir el miércoles para ya con la bici.

Fue divertido, recordar viejos tiempos en los que tenía que frenar con la suela del pie y no podía girar mucho la bici porque si no la rueda se salía. En algún semáforo se salió la rueda y la gente me miraba alucinando pensando: “Este chaval no está bien, no está bien”. Yo consideraba que tenía la situación controlada y que no tenía más riesgo que alguna caída pero el riesgo y el poder ver una empresa privada que se encargaba de pescar todo tipo de animales en la barrera y el Mar de Coral para todos los acuarios del mundo era una oportunidad que no podía perder.

Asi que tras 40 minutos en bici rezando y sufriendo minuto a minuto llegue a mi destino!

]

Una vez entre espere 5 minutos y estaba viendo la empresa con una visita guiada y privada de la bióloga americana que trabaja para la empresa. Enseñándome cada uno de las peceras y de los tipos de animales que había, explicándomelo todo y contestando todas las dudas. Realmente era espectacular, estar viendo todo tipo de peces que poca gente había visto y encima en exclusiva para uno.

Al principio me daba vergüenza preguntar si podía hacer fotos pero posteriormente fui haciendo:

Aquí podeis ver una parte de las instalaciones, con una especie de pez que solo vive en Australia:

Aquí habían, mantas rayas y tiburones.

pez más grande que he visto en mi vida. Si no pesaría 300kg no pesaba nada.

Coral

Peces unicornio:

Y un sinfín más de peces, langostas y corales.

Estaríamos perfectamente una hora viendo peces, uno por uno y explicándome todas las curiosidades. Y es que yo estaba disfrutando como un niño pequeño de ver algo tan maravilloso pero El director de la empresa y la bióloga disfrutaban igual o más que yo de ver lo que yo estaba disfrutando y de compartir su pasión. Por último, me preguntaron cuanto más tiempo estaría en Cairns quien sabe para que les comente que en 4 días marcharía hacia Melbourne en autostop. Les agradecí infinitamente la oportunidad que me dieron y me despedí de ellos.

Y asi fue como vi un sinfín de especies acuáticas!

Aquí teneis la web de la empresa:

http://www.cairnsmarine.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email