jueves, 8 de diciembre de 2011

Dia 28 : Sydney [Durmiendo en casa del azafo de avión!]

Todo empezó cuando estaba en el avión de Bangkok a Sídney, al empezar el viaje donde no hablaba ni lo más mínimo de inglés:

Con esos conocimientos de inglés y un par de incidentes que tuve al embarcar en el avión por el puente aéreo creo que media tripulación ya me conocía.  Mientras rellenaba la hoja de inmigración con el pasaporte encima de la mesa, un azafato de avión se dio cuenta que era español.


 

Me pregunto si necesitaba ayuda y muy amablemente me corrigió y me aclaro las dudas con la hoja de inmigración. Me explico que él había estado viviendo en España 2 años y que le había encantado el país y que se sentía identificado conmigo por las barreras lingüísticas y lo difícil que se pasaba en los primeros momentos. Al cabo del rato volvió con una hoja explicándome todo lo que debía de hacer para coger el puente aéreo para ir a Cairns. Por último, me dejo su email por si tenía cualquier problema o duda por Australia.

A lo largo del viaje le fui mandando emails comentándole mis problemas con la maleta como la podía enviar hasta Melbourne y agradeciéndole especialmente la ayuda que me dio en el avión. Una vez estuve cerca de Sídney le mande un email y me contesto que me podría quedar en su casa. Y claro, lo último que me podía esperar era estar en Sídney una de las ciudades más caras del mundo durmiendo durante en este fantástico apartamento:

La verdad es que era una autentica pasada, era precioso y tenía una pedazo cama que  contrasta bastante con el hostel en el que dormir la noche anterior:



No tenía suficiente palabras de agradecimiento para Shane,  no solo dormí en su casa sino que el día de hoy sería un día de turismo por la ciudad de Sídney en su coche  particular.  Vamos vería la ciudad enseñada por un australiano.  Pero para ello primero había que almorzar y hacer la foto de rigor para inmortalizar este momento:


En este momento y en la planificación de los 3 días que me quedaban tuve una muy difícil decisión. No sabía si continuar haciendo autostop, intentando hacer una media de unos 450km diarios  o disfrutar del día y mañana coger un tren. Fue una decisión muy difícil porque tenía una oportunidad única de ver la ciudad y hacer un planing totalmente diferente y divertido para ese día. O continuar haciendo km de autostop con el riesgo de poder perder el avión y tener que pagar 1000$ por otro billete de avión cifra fuera de mi situación económica por una chorrada.  Comente esta circunstancia  a mi amigo Shane y mi amigo Luis que tenia alojamiento para mí en Melbourne.

 No tenía miedo de hacer autostop porque si había hecho 3000km podría hacer muchos más pero el factor tiempo era crucial. Apenas tenía oportunidad para el error en estos 2 días, un día malo o un día en el que la gente no me parara (cosa que no depende de mí) y me tocaba buscarme la vida para llegar a Melbourne. Si las consecuencias no fueran perder un avión y tener que gastarme 1000S la decisión sin lugar a dudas estaría clarísima. Pero no era el caso, siendo ni mileruista en estos momentos y teniendo que volver a España por temas académicos no podía tentar a la suerte y en vez de tardar 2 días tardar 3. 

Aunque pusiera la mejor de las sonrisas e hiciera autostop 20 horas al día, si me volvía a suceder lo que me había pasado 4 días atrás. Pfff estuve durante un par de horas analizando y pensando y requetepensando al final tome una decisión que no sé hasta qué punto fue la correcta. Pero más importante de que cual fuera la decisión que había tomado era tener la capacidad de tomar decisiones importantes en momento cruciales.
Mi decisión fue que hoy disfrutaría del día y de la oportunidad que se me había brindado y que mañana seria otro día.

Así que después de desayunar tenía el planning realizado primero iríamos a  una de las playas más famosas de Australia: Bondie beach y por la tarde jugaríamos al tennis y después saldríamos de fiesta con sus amigos.

Cogimos el coche de Shane y mirad que playa:
En Australia era prácticamente invierno y mirad la gente que había en la playa. Una playa para surfistas y sino mirad los carteles de los indicativos de la playa:


Y en un país como Australia donde la gente ama el surf  y en una playa donde se han realizado Campeonatos del mundo del surf, este ambiente se nota:


Después de eso, ya solo tocaba ir a comer y mirad donde me llevo a comer Shane:


La verdad es que era el primer día después de muchos meses que estaba haciendo turismo de una manera un poco más convencional y se agradecería.  Debo decir que Sidney es una ciudad preciosa no te sorprenderá como algunas ciudades orientales pero tiene un encanto muy especial.

Después de una larga mañana de turismo decidimos volver al apartamento hacer la siesta para posteriormente bajar a sus pistas a jugar al tenis. Le pregunte por el pádel y no sabía ni de su existencia ni nunca lo había visto, se pensaba que le hablaba del squash.

Al despertarme de la siesta ya era bastante, me toco ponerme ropa “arreglada” porque habíamos quedados con sus amigos en una hora.  Me daba un poco de vergüenza pero le comente a Shane que no tenia zapatos para salir y me tuvo que dejar unos.

Estuvimos en un bar tomando cervezas donde fueron llegando sus amigos, todos eran azafatos de avión.  Estuvimos hablando y me preguntaban muchas cosas y parecía ciencia infusa pero empezaba a comprender el 70% de lo que me preguntaban y era capaz de responderles, vamos que ya podía mantener conversaciones “semifluidas”. La verdad es  que Shane alucinó porque con él no había hablado ingles porque quería practicar español. Me dijó que había mejorado mucho mi inglés.

De ahí fuimos a cenar a un restaurante vegetariano aquí os dejo una foto inmortalizando el momento:


Tapo mi cara porque salgo fatal pero fatal xD.

Vamos yo estaba alucinando en colores en estos momentos, esto ya superaba todas las expectativas posibles. Cenando en un restaurante vegetariano cool con azafatos australianos pero el plato fuerte estaba  por llegar. De aquí cogimos un taxi y nos fuimos a otra zona de fiesta.  Al bajar del taxi mirad lo primero que vi:


La verdad es que me hizo gracia pero no lo interprete como que estaba en la zona de fiesta de la segunda comunidad gay más grande del mundo tan solo por detrás de San francisco. La verdad es que no me imaginaba que íbamos a ir esta zona pero una vez aquí no quedaba otra cosa que alucinar y reírme constantemente.

De verdad que no me lo podía creer estaba en la otra punta del mundo y  mirad donde había acabado de fiesta:



La verdad es que cuando vi el oso de España dije que guay! Si se recuerdan de España y todo! Luego cuando ya vi viendo más osos me empezó a parecer extraño y cuando vi la gente que había ya me percate donde estaba:
Nunca había entrado en un bar de ambiente en España para entrar por primera vez en Australia xDDDDDD, no podía parar de reírme de la situación más surrealista para mí. Eso si me lo pase genial y me dedique todo el rato hablar con la gente y a disfrutar. Que pensándolo bien, Cuanta gente puede decir que ha estado en Sydney de fiesta en la segunda comunidad gay más grande del mundo!!

Estuvimos un par de horas en el local y más tarde cogimos un taxi para volver al apartamento que mañana tenía que madrugar para coger el tren hacia Melbourne a las 7:00 de la mañana.

Por último, me gustaría comentar la homofobia existente en Australia respecto a España.  La homosexualidad no está bien vista por gran parte de la sociedad Australiana y hay lugares en los que se les discrimina y deben de ocultar su tendencia sexual.  Es como si socialmente retrocediéramos en el tiempo 20 años  y muy especialmente en los núcleos más rurales, donde solo trabaja el hombre, donde quien más bebe más machote es y donde los valores morales están arraigados aún en el siglo XX.







4 comentarios:

  1. Siendo como tu dices la segunda comunidad gay mas grande de todo el mundo, deberias de haber tenido la oportunidad de ver por el dia el ambiente. Yo que estuve en la de San Francisco, es todo un espectaculo, caminar por las calles de ese ambiente.

    Te da una vision totalmente distinta y espectacular. Por lo que veo, la gente en Australia acepta muy bien esto del autostop !!!.

    Me encanta :D

    ResponderEliminar
  2. Hubiera estado bien la verdad pero solo tuve un día de turismo con Shane y fuimos donde el quiso.

    Me hace gracia y me gusta la segunda parte de tu comentario, porque te puedo asegurar que el único que hacia autostop en 4000km fui yo y que la gente alucinaba. Y ten claro que no esta tan asentado porque nadie hace. Yo decidí probar en Cairns y mira salió todo bien.

    Comentar que nunca lo dije en el blog para no preocupar a nadie que en el Estado de New Gales, Brisbane hasta Melbourne hace 5 o 10 años hubo un psicokiller que se dedico a matar a backpackers que hacian autostop por eso no es tan popular hacerlo como te puedas imaginar.

    Una anécdota es que un tio en el coche me hizo un comentario haciendo alusión a lo del psicokiller y la adrenalina se disparo! Además que conoci a un chico que en Nueva Zelanda haciendo autostop le robaron su mochila!

    ResponderEliminar
  3. ¿De verdad que no te diste cuenta del palo de la pandillita de azafatos? ¿No te "atacó" por la noche en la cama el tal Shane?

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente no es que me diera cuenta es que se notaba a kilometros pero en todo momento me respetaron y nos lo pasamos genial. Nadie intentó absolutamente nada conmigo. Fue una experiencia genial!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email