lunes, 19 de marzo de 2012

No puedo dormir!

Después de muchos meses preparando y ideando esta aventura ya solo quedan tres días para iniciarla. Me muero de ganas de volver a sentir una sensación indescriptible que me hace feliz, me llena y por unos meses hace que salga un poco de una vida más rutinaria.

Las incertidumbres que me han acompañado durante estas semanas han sido muchas pero a falta de tan solo 3 días de iniciar esta "aventurita" aún son muchos los cabos que faltan por cerrar. Tan solo hace 7 días aún no sabia ni con que neopreno iba a cruzar El Estrecho ni tampoco aún no tenia físicamente la bicicleta con la que realizar toda la ruta. 

Respecto al tema del neopreno, seguramente sea el aspecto del viaje en la preparación que más dolor de cabeza me ha podido generar. Pensar que estaré 7 horas en el mar nadando en aguas bastante frías 14-17º hacía que lograr un buen neopreno fuera una clave. Después de enviar muchos emails y tras más de un mes de espera había contactado con una tienda en Valencia y una marca de neoprenos para que me cedieran un buen neopreno. Ironías de la vida a última hora todo se ha venido abajo cuando ya solo estaba esperando a que llegase. El principal culpable he sido yo,  básicamente ha sido por un problema de fluidez en la comunicación y por mandar un email pidiendo que me dieran noticias. Ya que llevaba más de un mes esperando que me dijeran algo después de recibir un ok y tan solo quedaban 15 días para empezar esta aventura. Pero gracias a mi amigo Alfonso de la tienda http://www.endurancetrisport.com/ cruzare el Estrecho con su neopreno que me lo ha cedido para esta ocasión! 

Como el neopreno lo tengo desde el sábado lo he usado solo en dos ocasiones, el sábado nade 25 minutos en El Puig nadando entre espigones y hoy lo he usado en la Playa El Saler nadando 45 minutos y unos 2 kms.

Al salir del agua después de nadar 45 min


 Las sensaciones que he tenido han sido muy buenas respecto a la temperatura del agua, pensaba que soportaría mucho peor el frió pero los baños y las inmersiones en la piscina de agua fría del Spa de mi gimnasio han surtido efecto. Otro punto a destacar es la flotabilidad que me da, vaya gusto el parar de nadar, descansar y ver como uno flota. El aspecto negativo es que al usar neopreno aumenta la resistencia que debo hacer en el hombro en cada brazada provocando un fuerte dolor en el hombro derecho. El dolor se produce desde los primeros minutos y se mantiene a lo largo de todo el rato que he estado nadando, la única solución que encontraba era hacer toda la fase acuática de la brazada con el brazo estirado...

No las tengo todas conmigo en que cruzare El Estrecho pero mientras tenga fuerzas no tengo la menor duda que seguiré nadando y si me duele un brazo nadare con solo con el izquierdo! Solo pienso disfrutar con cada metro que avance nadando sin pensar en nada más que en disfrutar, disfrutar y disfrutar! Si hasta hace una semana estaba nadando 6000 metros en la piscina porque no podre ahora cruzar El Estrecho a nado!!!

Mañana seguiré contando más cosas!! 







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email