miércoles, 25 de abril de 2012

Dia 10: Durmiendo en una Suite [Vélez-Málaga a Marbella]


En todo camino hay momentos de gran dificultad donde las fuerzas flaquean y las dificultades se amontonan. La fortaleza, el pensar en aspectos positivos,  la capacidad de autoconvencerse y sobretodo la ilusión y las ganas serán el motor del día de hoy. Hoy es un día duro y muy difícil por el dolor físico pero también estará muy condicionado por el camino elegido.

El día de hoy empezaba muy temprano y es que a las 9:00 ya estaba con mi amigo Roque preparando la bici, los bártulos y provisiones para seguir.  Hoy solo tenia clara una cosa que iba a llegar hasta Marbella por lo menos. Si no era en bici por el dolor, en autobús o autostop! Total después de todo lo vivido pocas cosas me podrían sorprender.


Tras despedirme de Roque emprendí mi viaje hacia Málaga lugar donde me esperaba una caja de naranjas enviada por Fruiting para coger fuerzas y esperar que la vitamina C hiciera un milagro. Pero lo más increíble del viaje fue volver a encontrarme con la inmensidad del mar y no sé que tiene y es que me fascina.  La sensación que me provoca es muy difícil de describir pero supongo que será parecida a la que sienten los montañeros o lo que uno puede sentir en el desierto.

La verdad que el camino desde Veléz-Malaga  a Málaga fue muy bonito, iba pegado al mar disfrutando de vistas tan sensacionales como:


Pero lo realmente divertido fue cuando estaba ya cerca de Málaga y observe como esa nacional o vías ciclistas desaparecían y me tocaba ir por una “nacional” de 2 carriles y que realmente era un autovía limitada a 80 y sin la señal de prohibidas bicicletas. Era la mar de excitante sentir como los coches te pasaban por el lado pero la verdad es que hoy prefería más tranquilidad.

Cuando me acercaba a Málaga fui por el paseo marítimo donde iba todo el mundo con la bici. Delante mía había un hombre en bici que por lo que me parecía también se dirigía hacia Málaga ciudad asi que sin pensármelo dos veces le pregunte sobre Málaga (568.000 habitantes)  y me explico muchas cosas sobre la ciudad! Una ciudad industrial que por número de habitantes era la segunda más grande de Andalucía detrás de Sevilla (700.000) . Ya que estábamos hablando le pregunte si conocía una la tienda donde tenia que ir a recoger las naranjas y por casualidades de la vida el compraba en esa tienda algunos productos ecológicos!!!  Vamos increíble!

Así que durante todo el camino fuimos juntos hasta recoger las naranjas  que no veáis que ganas tenía de comer frutaaaa!



La verdad que cuando iba contando mi historia, y agradeciendo el que se hubieran ofrecido en que Fruiting les enviara fruta para mi, la gente alucinaba en colores y me apoyaban incondicionalmente.

Así que después de coger mi correspondiente regimiento de mandarinas y naranjas le di a mi nuevo compañero de viaje un arquitecto de familia más que bien posicionada un buen cargamento de mandarinas para que las compartiese con su familia. Y mirad como las llevo:


Después de este pequeño descanso tocaba proseguir la marcha como no tenia muy claro cual era el camino yo iba pegadito a la playa que seguro que por aquí bien lejos llegaría:


Bien lejos llegaría… hasta que pinche!! Y claro como el agujero era pequeño y tengo unas nociones grandísimas de mecánica se me ocurrió la genial idea de usar un gel especial que compre antipinchazos.  El resultado dificilemente es superable:


Hacer un empastre! Haber tirado a la basura 3€ y no haber arreglado absolutamente nada!!

Lo más bonito que vi de Málaga era el puerto que estaban haciendo que tenia un aire parecido al de Valencia pero sin tener carreteras de 20 metros de asfalto para 2 horas al año : ).

Siguiendo mi plan de ir lo más cercano a la costa y evitando ir por la autovía-nacional pegue mas vueltas que un tonto hasta que encontré un camino que parecía que era el bueno:


Si ese camino me llevaba directamente a un puente que atravesaba el rio que de ninguna otra manera podía hacerlo!! Pero el puente me llevaba directamente  a la:


Harto de dar vueltas y vueltas buscando vías secundaria decidí hacer un pequeño tramo hasta un centro comercial que se veía a lo lejos, pensando que seguramente habría otra vía un poco menos peligrosa!
Al llegar vi un Mcdonalds y pare a comer.


 Durante 1 hora estuve descansando y os aseguro que estos fueron los momentos más duros y no por el sitio o la comida. Sino por el dolor que tenia al enfriarse la pierna que por mucho que quiera transmitirlo con palabras es imposible. Además le sumamos el no tener claro por donde seguir, el no querer ir por “nacionalautovia” aunque sea apta para la bicicleta y que llevaba 1 hora para encontrar un camino que siguiera bajando hacia el sur. Si juntamos todo esto os puedo asegurar que las sensaciones no es que fueran duras sino que fueron momentos durísimos!! Pero solo tenia clara una cosa y que allí quieto no me iba a quedar. Y que solo había un camino y era seguir bajando  con cualquier medio pero seguir bajando!!

Así que haciendo tripas corazón continúe con la bici unos 12 kilometros más hasta que vi un desvió que me llevaba dirección la playa de un pueblo. Sin pensármelo mucho lo cogí sabiendo que seguramente iría por los paseos marítimos de los pueblos.

De esta zona me quedo con un puerto que me encontré rodeado de edificios y que parecía Venecia:


Tras este tramo por la costa la carretera me obligaba a coger de nuevo la autovía


Tenía dos opciones o ir por la izquierda por un pasillito de 50 cm o ir por donde iban los coches a 100km/h y sin ningún tipo de arcen. Después de hartarme y de alucinar con las faroles y la soberana mi… que era aquello me metí por la autovía!! Por la que estaba permitido ir bicicletas!! Ya que no había ninguna vía alternativa por la que circular!! Realmente era increíble lo mal que estaba habilitado para los ciclista.
Asi que mirad por donde me toco ir:


Lo único bueno es que ya quedaban pocos kilómetros para llegar a mi destino del dia!!! Que no era otro que:


MARBELLAAAA!

Si en algún lugar tenia claro que no lograría que alguien me acogiera seria en Marbella debido a que era una ciudad grande, era costera y estaba masificada a turismo y encima del de pijerio donde a priori la gente me vería como un hippie o loco de la vida. Sin esperanzas fui al paseo a dar una pequeña vuelta y buscando alguna oportunidad o a ver si la flauta sonaba por algún lugar. A lo largo del paseo vi a un grupo de africanos vendiendo bolsos y claro mi cabeza en este momento pensó una cosa: quien mejor que ellos sabrán el lugar más barato donde dormir.

Tras hablar con ellos un buen rato y el encargado del restaurante de al lado me enviaron al albergue África que a priori era gratuito o eso es lo que me decían ellos.  Camino al albergue y tras preguntarles a varias personas que me iban indicando donde estaba, cuando ya estaba a unas 2 o 3 manzanas del albergue le pregunte a una chica. Ella me miro con cara extrañada y en vez de asustarse o mirarme extraño me pregunto que hacia en bici y de donde venia y a donde iba. Idoia se llamaba, era una persona muy espontanea y agradable pero como era normal no me conocía de nada. Al menos me dijo que por un momento se le había pasado por la cabeza que fuera a su casa a dormir que tenia una habitación libre. Pero que era una locura! Yo le comente que no pasaba nada y que era normal que no se fiase si no me conocía de nada. Pero tras escuchar estas palabras me dijo:” Y porque no…”

Asi que sin saber exactamente como acabe llevando sus bolsas de la compra corriendo detrás de la bici ya que quería probarla y yendo a toda leche a su casa que tenia cena con sus amigos en 15 minutos jaajjajajaaj!

Después de un día duro, de superar adversidades acabe cenando con una Idoia y sus amigos en un pisazo en Marbella!!




1 comentario:

  1. Enhorabuena campeón, eres un crack. Animo y que tengas mucha suerte.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email