lunes, 2 de abril de 2012

DIA 7: ¿Quién hay detrás del Couchsurfing? Sierra de Granada a Granada


Tras siete días pedaleando y el sobresfuerzo que tuve que hacer ayer para encontrar un alojamiento. Hoy iba a ser una etapa muy especial, una etapa para conocer la ciudad de Granada, sus ambientes, y descubrir quienes se esconden detrás del couchsurfing. Pero  sobretodo para relajarme y descansar.

El día empezaba de una manera muy especial y es que despertarse y salir de la casita y encontrarte una estampa así:


Eran caballos que vivían en libertad en el monte y el hombre los alimentaba por lo que todas las mañanas bajaban a comer.  Ahora suena muy normal pero al despertarme y encontrarme los caballos no veáis el susto que me pegue.

Tras despedirme del hombre tenia ahora la difícil decisión de que camino elegir para llegar hasta Granada porque no me había dado cuenta pero estaba en una Sierra y no había ningún camino que fuera directamente hasta Granada a no ser que cogiera la autovía. Estuvimos hablando durante un buen rato para elegir cual era el mejor camino posible. Solo tenía una cosa muy clara y es que no tenía la menor intención de deshacer ni un solo kilometro. Así que el hombre me comento que en lo alto de la ladera había una carretera  conducía a un pueblo que comunicaba directamente con Granada.  Solo había un pequeño problema y es que andando costaba un poco así que con la bici era un poco …


Ahí estaba de camino en medio de la sierra pasando por zonas un poco escarpadas


Hasta que por fin llegue a la carretera, no tardaría más de 20 minutos en llegar pero la verdad que fue duro.  Tenia que clavar los frenos y los pies hacer mucha fuerza para ir venciendo poco a poco el desnivel.

No te vas dando cuenta de lo que estas haciendo hasta que paras y te detienes unos segundos y observas hasta donde has podido llegar:


La casa que se ve en la fotografía fue donde dormí y desde donde venia campo a través.

Pero una vez estaba en el camino ya solo tocaba hacer kilómetros. La carretera secundaria en la que me encontraba  acabo en una carretera más importante.


Pero la mejor noticia de toda la mañana y de muchos días era ver este cartel! 


Indicaba que por fin había subido el puerto de la Mora y que hasta Granada solo tocaba bajar. Llevaria una hora pedaleando y me estaba dando cuenta que me encontraba más lejos de lo que pensaba de Granada y menos mal que ayer encontré alojamiento.

Desde este momento ya solo toco bajar durante unos 15 minutos hasta que por fin:


Veia Granada! Ya había llegado! Ya solo quedaba unos pocos metros para llegar después de tanto esfuerzo!

A lo largo del día de ayer y gracias a un amigo enviamos peticiones de couchsurfing a gente de Granada para poder dormir en casa de alguien. De unas seis o siete peticiones contestaron dos personas y la primera de todas fue Sajara. Una chica supermaja que me había contestado y con la que había hablado con teléfono varias veces para contarle un poco mi historia y que llegaría hoy sobre el mediodía.

Asi que una vez había llegado a Granada tenia que ir Plaza Nueva a conocerla.


Cruce toda la ciudad y empezaba a sorprenderme un encanto especial que tenia la ciudad. Y más cuando bajando por calles como estas:


En el momento menos esperado contemplabas maravillas como la Alhambra de Granada y Sierra Nevada! Alucinante!


Llegue a Plaza Nueva en Granada y estuve esperando a Sajara, en unos minutos llego y fuimos a su casa. Vivia en una finca donde cada compañero tenia su habitación y baño. En común había una cocina y un salón para todos. La verdad que estaba genial y encima estábamos en el centro.

Lo primero que hice como al llegar fui ducharme y llevar toda la ropa a la lavadora que después de 7 días de travesía no quería ni saber como debería oler aquello. A continuación fuimos a ver la octava maravilla del mundo:


La Alhambra! Paseamos por sus jardines mientras me explicaba la historia, como se había construido. En estos momentos estaba disfrutando como un enano de unos  jardines preciosos, unos paisajes bonitos y una más que agradable compañía porque después de tantos días solos el compartir una mañana con alguien se me hacia raro.


No hice muchas fotos del momento porque lo que menos me importa es tener fotos en todos los lugares en los que he estado sino disfrutar cada momento y del lugar en el que este.  

Tras ver la Alhambra volvimos al piso a comer, preparo un pastel de patata y carne que estaba buenísimo! Y encima nos lo comimos en la terraza con sus compañeros de piso.


Estaba en Granada comiendo un plato buenísimo con mi couchsufera y con vistas a la catedral y a la Alhambra!!  Tras comer me puse a escribir la crónica diaria:


Y lo que se ve detrás es la Alhambra de Granada.

Espero que todos los que hasta este momento hayáis podido tener miedo o desconfianza por el couchsurfing os sirva como reflexión y os deis cuenta que la gran mayoría de gente que usa esta web es con la misma finalidad que Sajara y yo. Para ayudar a otras personas, darles alojamiento, enseñarles la ciudad por una persona de la ciudad, compartir historias, charlas amenas y entre todos ayudarnos.

Por la tarde Sajara tenia que ir a clase con lo que yo tenia toda la tarde libre para descansar y sobretodo ir a recoger las mandarinas y naranjas de Fruiting! Que me habían mandado a Granda para coger fuerzas! Así que tras finalizar la crónica me dispuse a coger energy!


Llegue en unos 15 minutos a la tienda! Y mi sorpresa fue ver la pedazo caja de naranjas que me enviaron!


Habría unos 15 o 20 kilos de naranjas!


Con tanta vitamina C llegaría hasta Marruecos casi encima de la bici no me haría falta ni nadar!  Solo había un problema y era llevar este pedazo de caja hasta de vuelta al piso. Creo que ha sido el momento más duro de todo el viaje!  Me sentía como un niño con zapatos nuevos:


La gente me miraba! Pero yo estaba más feliz que una perdiz!

Por fin llegue al piso tras hacer unas 3 o 4 pausas de lo que pesaba ! Como Sajara estaba en clase llame a otro chico, se llamaba Pedro,  que me había dado su móvil y que también se había ofrecido para darme alojamiento y que menos que quedar con el para tomar unas cervezas y agradecerle el interés.
Así que como estaba oscureciendo me llevo a un mirador a ver la Alhambra


Con flamenco de fondo y un par de cervezas cada uno estuvimos un buen rato hablando y disfrutando de unas vistas increíbles y encima no había nadie a nuestro alrededor.


Tras hablar con Sajara y Pedro quedamos para salir esta noche un rato a un local que había un concierto de música brasileña.  Realmente se habían juntado 7 erasmus y había una buena mezcla de música.


Tras disfrutar de la compañía



Tocaba finalizar el día y prepararse para mañana un día que a priori parecía duro ya que mi objetivo será llegar a Málaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email