viernes, 18 de mayo de 2012

En el ferry!


Después de días esperando para poder hacer la travesía tuve que tomar la única decisión coherente y era continuar  en el medio que fuera pero continuar. Por ello compre la noche anterior a irme un billete de solo ida para ir desde Tarifa a Tánger. Por primera vez en mi vida estaría en Marruecos  y encima de una manera muy pero que muy especial: solo y en bicicleta. 

Marruecos y la cultura árabe son unos grandes desconocidos para mí pero por ello no debo de tener miedo a lo que me pudiera encontrar.  Por ello, pregunte a mucha gente los meses anteriores a hacer esta aventura para que me contaran y me explicaran su visión de este cultura y este país. Mi experiencia es que había dos visiones muy encontradas:

1.       Mucha gente hablaba desde la negatividad y el desprecio hacia Marruecos, lo pintaban como un país extremadamente peligroso y donde no te podías fiar absolutamente de nadie. Un país en el que ir solo y encima en bicicleta solo podía ser un suicido. Este perfil de gente fue la gran mayoría que me encontré de personas pero ante mi posterior pregunta, ¿Has estado en Marruecos alguna vez? Todos respondían que no. 

Curioso que la gente hable tan mal de lo que desconocen o tengan una visión totalmente parcelada por la realidad que les llegan de occidente o por las referencias que se tienen de los marroquís desde España.

2.       Un número reducido de personas me hablaban maravillas de Marruecos, bueno ese número de personas creo que fueron dos o tres. Pero era gente que había estado y su manera de vivir o entender la vida se parecía mucho más a mi manera de verla. Me animaron a que hiciera esta aventura que era un pueblo muy hospitalario y muy predispuesto ayudar a los demás. Estas personas me contaban viajes que habían realizado de manera más alternativa como bajar con sus coches desde España y pasarse semanas viajando por Marruecos.

Como podéis observar las visiones son totalmente encontradas pero sabéis con que palabras me quede yo… evidentemente con el grupo reducido de dos personas que me hablaron maravillas. 

Así que hoy a primera hora de la mañana saldría desde casa de Loren hacia el puerto en la bicicleta para coger el ferri dirección Tánger.  El trayecto entre su casa y el puerto son aproximadamente unos 5 minutos en bicicleta además llevaba descansando bastantes días en su casa como para pensar que la rodilla la tenía ya lo suficientemente currada para poder proseguir con la aventura. Pero en este trayecto el dolor que sentí fue muy pero que muy intenso!!

Se me hicieron eternos estos minutos por mi mente paso todo tipo de pensamiento quedarme en Tarifa hasta que vinieran mis compañeros, volverme a Valencia, … Fueron momentos de impotencia y dolor! La moral estaba empezando a mermarse de manera muy considerable ya estaba jodido por no poder hacer la travesía  para que ahora no pudiese cruzar a Marruecos!!! 

Le comente a Loren el dolor que sentía y es que prácticamente no podía ni pedalear  3 veces seguidas y finalmente tome una decisión. Seguramente no fuese la más inteligente para al gran mayoría de las personas y prácticamente nadie la entenderá pero desde mi punto de vista es lo que tenia y debía hacer porque si no me arrepentiría de perderme otra experiencia como la que iba a empezar!

Tome la decisión de cruzar a Marruecos en el ferry, solo, con mi bicicleta en la bodega del ferry y sin haber cambiado divisas aún.  


Desde que subí al ferry hasta que baje tenía una necesidad imperiosa de estar en la cubierta mirando el mar y diciéndome a mí mismo que esto lo tendría que haber hecho nadando. Fue una sensación muy extraña conmigo mismo de decepción y dolor pero tenía al mismo tiempo intentaba disfrutar al máximo posible del ferry y de lo que me esperaba en 35 minutos.


Ahora que veo la foto y las pintas con el culotte creo que no es la vestimenta más adecuada para entrar a un país árabe pero como iba a ir en bici no creo que tuviera muchos problemas. Cada metro que avanzaba estaba más cerca de Marruecos y realmente no era consciente en ningún momento de lo que me iba a encontrar pero el momento ya había llegado:


Solo tenía que esperar  a que se abriese la puerta para adentrarme en un mundo nuevo de experiencias en el que intentaría avanzar todo lo que fuera posible en bicicleta pero sobretodo disfrutar y aprender de una cultura totalmente nueva!!


3 comentarios:

  1. animo nene yo estuve en Marruecos en una boda musulmana y no conoci mas que gente encantadora. cuidate y adelante. Andrés.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Andrés!! El día que menos te lo esperes te llamare al movil!

    ResponderEliminar
  3. Hola, Felicitaciones por la gran aventura! y gracias por compartir toda esta info. Tengo alguna duda...sobre el trayecto en Ferry, qué compañia te permitió llevar la bici hasta Tanger como equipaje?.
    Slds desde México.
    Gracias.
    Alejandro

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email