viernes, 20 de julio de 2012

La entrada más difícil de escribir


Muchos días viajando solo por España, muchos menos de los deseados viajando con la  bici por Marruecos. Pero de nuevo y por tercera vez consecutiva la gente se ha portado increíblemente bien conmigo. He podido vivir miles de experiencias gratificantes que hacen que siga creyendo en que una sociedad mejor es posible.

Pero hoy todo lo viajado y lo vivido hasta el momento cambiaría. Hoy pasaría de llevar 12 días viajando solo siendo un "nómada" como me gusta describirme cuando viajo de esta manera. A ser un compañero más de una ONGD que va hacer un proyecto solidario como es una escuela en el Atlas Marroquí.

Hoy por fin después de muchos meses trabajando en el proyecto. Definitivamente hoy vería en situ el lugar y la escuela que tanta ilusión he participado muy activamente. Estaba preparado para todo pero sobretodo disfrutar y poder vivir una experiencia que me cambiaría aún un poco más. Hoy iba a tener la oportunidad de cooperar en Marruecos.

Mis sensaciones eran como las de un niño pequeño que empieza en su primer día de colegio, que observa, intenta aprender y ver muy rápidamente el funcionamiento de todo. Pues así es como me sentía. En cuestión de minutos 

Por fin iba a cooperar in situ!! Iba a ver con mis propios ojos el proyecto que con tanta ilusión me había involucrado!!

Aquí esta la primera foto que hice del lugar




Llegamos al albergue y nos organizamos a través de una asamblea para buscar ayudar y la mayor eficiencia posible.


Lo más sorprendente de todo a nivel logístico fue que en cuestión de minutos llego un “policía” marroquí y nos pidió la documentación a cada uno de nosotros.


Después de organizarnos nos pusimos manos a la obra en la rehabilitación y en montar el aula con el material que habíamos estado recaudando durante los meses anteriores. Desde los cuadernos  Rubio  http://www.rubio.net/ ,al material escolar decido por El Colegio  Marianistas de Alboraya y especialmente su directora Cloti. Estábamos viendo como el trabajo realizado iba dando sus frutos.

Con las máximas de las ilusiones pintábamos sillas, mesas, ordenábamos y distribuíamos las mesas. Pensábamos en cómo mejorar o acondicionar lo mejor posible aquella aula


Y hacer una clase lo más digna posible.
Con trabajo y esfuerzo:



Estábamos cumpliendo nuestro objetivo!!

Habíamos transformado un aula o habitación en semiruinas en algo mucho más parecido a un aula donde educar.  Solo faltaban los niños y es que habíamos quedado con la gente del albergue y periferia en que mañana vinieras los niños a ver la escuela y se fueran adaptando a ella.

El día siguiente llego y con la emoción del momento, y ver como un proyecto llevado se iba cumpliendo hacia que la sensación fuera de inmensa felicidad.





Aquí estaba la bicicleta que habíamos conseguido para la profesora de la escuela:



Pfff! Fueron momentos realmente muy bonito

Hasta este momento he narrado una serie de experiencias realmente positivas y gratificantes. Pero he aprendido mucho más y lo que voy a escribir ahora seguramente no sea políticamente tan correcto. Pero tras mucho pensar he tomado una decisión y seré muy fiel a mí mismo y a mi percepción de la realidad absoluta.
¿Queréis saber cuál es mi visión absoluta?

Realmente es difícil cooperar y ayudar a personas. Hay que buscar una fórmula mucho mejor. Es decir, tal y como lo he contado hasta este punto es todo realmente bonito y como lo he escrito es como lo he vivido. ¿¿Pero llegar a un lugar y montar una escuela es realmente ayudar??

Depende como se realice. En este proyecto hemos cometido grandes errores y el principal es la toma de decisiones sin tener en cuenta realmente la percepción o la visión de una cultura tan diferente como es la suya. Hemos intentado ayudar y hemos ayudado pero la ayuda realmente ha sido superficial. Y por supuesto hemos cometido muchos errores que nos ayudaran a mejorar en próximos proyectos que se realicen.

Voy a enumerar una lista de situaciones que considero que se deberían de realizar de otra manera:


  1. 1.      Debemos de adaptarnos muchísimo más al lugar al que se quiere ir y ayudar.

Es decir, creo y viéndolo desde perspectiva no me parece muy correcto el plantear un modelo de educación europeo como tenemos nosotros a una sociedad tan diferente como es el pueblo bereber. Por ejemplo en ningún momento hasta llegar al lugar me hubiese planteada que seguramente estos niños hubiese sido mucho más conveniente el usar alfombras o elementos más tradicionales suyos.

No tiene sentido que nos reunamos en asamblea la gente de fuera que vamos ayudar sin consultar o tener un representante bereber o persona que se encargara de ella.


  1. 2.      Hay que transmitir una cultura del esfuerzo, es decir, poneros en el lugar de los padres o de la gente de la zona.

Llega un grupo de gente blanca que trae material escolar, les monta una escuela y se van. Se le paga a una profesora para que de clases. Encima llegamos al lugar y les montamos y les pintamos las mesas y sillas. Las fotos salen estupendas. Pero, ¿Qué estamos transmitiendo?

Desde mi punto de vista el mensaje que les llegara a estas personas es contraproducente. La sensación que tendrán es la de manera pasiva, es decir,  recibo material porque seguramente les sobre y nos lo den. Seguramente la visión que se quedara es que vamos y les ayudamos dándoles cosas, generando una relación de dependencia entre ellos y nosotros.

Gravísimo error, ellos no son conscientes que las personas que hemos ido somos unos auténticos privilegiados. Personas que hemos estado ahorrando durante meses para poder viajar a Marruecos y ayudar. Ellos no lo perciben, perciben un mensaje totalmente diferente. Tampoco serán conscientes de la situación actual económica de España y la dificultad que pasa una gran parte de nuestra sociedad para llegar a final de mes. Por no hablar de las enfermedades mentales del primer mundo como es el estrés, la competitividad extrema y el consumismo obsesivo que activa y hace que funcione nuestro sistema. Todo eso ellos no lo ven porque no les transmitimos ese mensaje. Sino el mensaje contrario.

Considero que se le debe de transmitir una cultura del esfuerzo es decir, ¿Queréis una escuela? Ok, me parece perfecto y os apoyare en todo lo que haga falta. Pero yo os daré las herramientas y vosotros lo haréis. Si hay que pintar las paredes no contratare a ningún pintor marroquí, le daré la pintura a los padres de los chavales para que se involucren.

Es decir, debe existir un compromiso por ambas partes y una predisposición. No sirve de nada que yo ayude, que me involucre un 300% si después la otra parte no se involucrara y el proyecto que se ha realizado se irá a pique en cuestión de meses.


  1. 3.      No caer en el sentimiento de compasión o pena.

Todos cuando viajamos a países menos desarrollados y vemos pobreza la primera sensación o pensamiento es tal vez un poco de culpabilidad. Ver como nosotros tenemos mucho más de lo que necesitamos y ellos menos. Esto hace que sintamos pena o compasión por estas personas.

Cuando una persona actúa por compasión, pena (no son las palabras adecuadas pero no encuentre la palabra exacta con la que definirlo) toma muchísimas veces decisiones equivocadas o menos correctas. O realiza acciones que él cree que está ayudando pero lo que realmente hace es una acción placebo que se aleja realmente de ayudar. Por ejemplo, ¿si pinto una estantería ayudo en algo?

Realmente me sentiré que estoy ayudando y cooperando mucho, pero realmente no ayudo. No aporto realmente nada. No hay necesidad de ir al lugar de origen a pintar una estantería. Pero pintarla me hace sentir que estoy ayudando.

Este último ejemplo no creo que se entienda perfectamente. Pero sí que hay un ejemplo muy claro. Si tú ves un niño y se acerca y te pide algo y le das un caramelo, ¿Realmente estas ayudando? ¿Le aporta algo el caramelo al niño?

Es necesario el darle un caramelo a un niño que no está acostumbrado a tomar, generándole una nueva necesidad, pudiendo producir caries, generando una sensación al chaval que el extranjero debería dar caramelos, relacionando el caramelo con el turista. ¿Qué le aporta realmente un caramelo a un niño?

O realmente le das un caramelo al chaval porque lo ves sonreír, ves como el chaval se va feliz y tú te sientes bien contigo mismo porque consideras que has ayudado.

No ayudaras mucho más si compras material como medicamentos, material básico y lo distribuyes en centros gestionados y organizados ya sea por instituciones locales como por organismos como ONGS.


  1. 4.      Mayor control y viabilidad a largo plazo.

En el momento que empiezas un proyecto solidario en el que no solo te involucras tu. Sino que involucras a cientos de personas, asociaciones, empresas, medios de comunicación. Debe de existir el mayor control posible sobre lo que se va a realizar. Ya no solo por uno mismo sino por la gente que representas o ha confiado en ti.

Durante este viaje informándome y hablando con personas que llevan muchísimos años cooperando, me he dado cuenta de la dificultad de la viabilidad de los proyectos a largo plazo. Y es que por muchas variables que intentes controlar existe un nivel incertidumbre altísimo. Muchísimos factores que no controlaras y que harán que realmente sea difícil lograr la viabilidad.  Pero me parece imprescindible maximizar y asegurarse de que el proyecto sea perdurable en el tiempo.

Por la confianza que la gente, instituciones y empresas privadas han depositado en la persona.

Tal vez estos hayan sido los errores que hemos podido cometer con mayor intensidad. Pero os voy a decir una cosa, algo me dice que hemos hecho muchas cosas bien. Todo el mundo que conozco de la ONGD estrechamente ayuda y colaboran en mil proyectos sociales, ponen el máximo de sus personas para ayudar, creen en un mundo mejor y más justo. Hacen voluntariado y actúan de buena fé.  Estas personas han logrado que otras muchas personas se vayan involucrando en el proyecto o en proyectos han conseguido muchísimo más que la gran mayoría de personas que de manera pasiva ven como suceden los acontecimientos cada vez más drásticos y negativos para nuestra sociedad y nadie actúa ni hace nadie. Aun habiendo cometido grandes errores han seguida una máxima en mi manera de interpretar la vida:

“No lo intentemos, hagámoslo!”
No sueñes en cambiar la sociedad o en un mundo equitativo!! Haz lo que esté en tus manos colabora! Crea, genera! Ayuda!! Hay mil cosas que puedes hacer en mayor o menor medida!

Si estas personas han podido hacer tú también puedes ayudar a terceras personas!!


Tal vez hayamos cometido muchos errores, la viabilidad del proyecto este entredicho. Pero lo hemos intentado con la mayor de las ilusiones. Hemos aprendido muchísimo. Pero,  ¿es suficiente? El actuar de buena fé aunque el proyecto no sea muy viable en situ, y veas que seguramente le estés fallando a mucha gente que ha confiado en ti.

Sinceramente aún no le he encontrado respuesta una parte de mi me dice que si pero otra parte no encuentra respuesta.

La impotencia de no poder haber intentado cruzar El Estrecho, la lesión en la rodilla izquierda que me ha impedido llegar a mi objetivo y ver como el proyecto solidario no tiene toda la viabilidad posible ha hecho que 2 meses después me haya costado sacar fuerza para escribir estas líneas. Me haya encontrado en un periodo de reflexión y de auto crecimiento. Sé que he fallado a mucha gente por no actualizar el blog con la constancia necesaria pero ante todo quiero ser fiel a mí mismo y transmitir mis sensaciones y emociones. Y no escribir por escribir por mantener el interés y el número de visitas sino porque de verdad puedo transmitir un mensaje que a otra persona le puede ser útil. 

4 comentarios:

  1. Qué grande eres, Jonás. Tu entrada es muy buena. Un abrazo desde Luxemburgo y espero verte pronto. -Luis.

    ResponderEliminar
  2. Una entrada cargada de sentimiento, muy buena.

    Me ha encantado como has transmitido lo que has sentido en todos estos meses de reflexión y que no siempre las cosas son tan fáciles como las pintan, que detrás de un proyecto tan ambicioso se involucra mucha gente, mucho sacrificio y mucho esfuerzo por hacer un poquito mejor la vida de los demás. Te tienes que quedar con eso, con haberlo intentando y con la posibilidad de mejorar en un futuro.

    Nunca te lamentes por las buenas obras.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Me he quedado sin palabras Jonás. Tu texto me parece de una honestidad que nace de aquel que interiormente sabe que tiene "legitimidad etica para escribirlo", porque "se ha mojado, se lo ha currado".

    En cuanto al fondo del asunto, estoy en completo acuerdo contigo cuando señalas las cosas que se pueden modificar y mejorar.

    Estoy seguro que en tu vida te habrás equivocado, que no eres "perfecto" ni tampoco pretendes "ir por la vida abrazando ninguna bandera"; y eso es lo que aprecio en tí, porque abunda poco desgraciadamente.

    Todo mi reconocimiento y admiración, Jonás.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email