jueves, 5 de julio de 2012

En un "pseudocoche" para agruparme con mis compis de Motores sin Fronteras


Hoy iba  a ser un día muy diferente al resto del viaje que había realizado hasta este momento. Después  de más de 12 días de relativa soledad y de viajar en solitario. Hoy por fin me reuniría con la gente de Motores sin Fronteras. 

Solo despertarme desayune por última vez con un grupo de personas tan diferentes y tan parecidas al mismo tiempo que en tan solo tres días ya formaban parte de mí.  Cada vez que pensase en el mundo árabe me acorde de mi experiencia viviendo y durmiendo con ellos y seguro que siempre se me escapara una sonrisa!!


Después de desayunar tocaba una pequeña gran aventura lograr llegar al punto de encuentro que había quedado con mis compañeros. La gente de Motores llegarían al Puerto de Tánger Med y no iba hacer que se desviasen 15 personas hasta donde yo me encontrase.  Por lo que  tenía que conseguir un medio de transporte que me dejaran montar la bici y que pudiese hacer unos 30 o 40 km sin que me engañaran con el precio ni nada. Tenía una hora  por delante y hablando con mi amigo Mohamed decidí que la mejor manera de lograr un transporte era negociar con un carricoche una tarifa económica que me llevara hasta el punto donde habíamos quedado. 



Tras parar a 4 “taxis” y ver que ninguna quería llevarme y que la bici no cabía cambiamos un poco la estrategia a cualquier coche que pasara y que estableciese una buena tarificación.  Durante 10 minutos no hubo mucha suerte pero de golpe paso un carricoche y tras negociar durante un buen rato (esto si que fue duro) había logrado que me llevaran a mi a la bici y a mi compi unos 30 kms por unos 100 dihams unos 10€ el precio inicial que pedía era de 300 dihams.

El trayecto que hice ha sido hasta el momento el viaje podemos decir más curioso que he realizado hasta el momento. Como un video vale más que mil palabras:


Asi es! Ahí iba yo con un pie apoyado en la bici para que no se cayese y disfrutando del sistema de aire acondicionado.

Tras dejarnos en medio de la nada fuimos hacia la salida de la autopista que en teoría más de camino les venía a mis compañeros de Motores.


Estuvimos esperando un largo ratillo Mohamed y yo, disfrutando de la mutua compañía. Cuando paso algo que realmente jamás me imagine que me podría llegar a pasar:

Había una manifestación de los trabajadores del peaje justo delante de mí!  Era divertido  ver como se manifestaban mientras tu esperabas a que vinieran a  por ti! Yo me monte mi pelicula y me daba la sensación que me estaban motivando para que siguiera con la aventura!

Tras esperar un buen rato el momento llego y por fin me reencontré con ellos! Tenía muchas ganas de proseguir este viaje tras los primeros momentos (no hice fotos de la emoción se me olvido por completo) proseguimos nuestro viaje hacia el Medio Atlas.

Tendría que haber hecho muchas fotos del trayecto pero en estos momentos lo último que pensaba era en fotografiar parajes y lugares. Tenía demasiado sueño acumulado y fatiga

Lo que más me impresiono y llamo mi atención era el verde de la zona norte de Marruecos debido a las lluvias estaba todo muy verde parecía más Galicia que África. Hicimos un viaje de unos  300kms por autopista donde realmente


La autopista estaba totalmente acondicionada pero en cuanto levantabas la mirada y veías un poco más allá te dabas cuenta del contraste económico que había entre los poblados y la autopista.

Tras un largo camino llegábamos al Medio Atlas paraje donde estaba el albergue donde ibamos a instalar la escuela.

Continuara....

Por fin iba a cooperar in situ!! Iba a ver con mis propios ojos el proyecto que con tanta ilusión me habia involucrado!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email