viernes, 21 de septiembre de 2012

Aprender a Levantarse!


Después de meses de inactividad vuelvo con más fuerza e ilusión que nunca. Estos meses han sido meses de reflexión, de pensar, de seguir aprendiendo en todos los aspectos. 

Siempre lo primero que hago cuando acabo de realizar una actividad es hacer autocritica, buscar los errores cometidos, analizarlos fríamente e intentar sacar la parte positiva. De mi última aventura (Duatlón en Marruecos), he aprendido mucho más de todas las anteriores, ¿por qué?  Muy sencillo porque todo no salió tan bien como lo esperado. Y como dice el refranero uno aprende más cuando se debe de levantar que cuando todo le sale bien.

El principal error que pude cometer es no diferenciar el trabajo que suelo hacer individualmente, los niveles de autoexigencia que me marco, el grado de implicación que uno se puede exigir a uno mismo. Con el trabajo en equipo en el que uno debe adaptarse a un grupo y aportar en su cierta medida todo lo que está dentro de sus posibilidades.  Y es en este caso en el que no supe dar el 100% de mí. 

Pero si que si soy capaz de aceptar mis errores, sin culpar a terceras personas, analizarlos fríamente e intentarlos corregir y haciendo esto es más que probable que no los vuelva a repetir!! Y ese es el objetivo seguir creciendo y aprendiendo!

Aunque esta vez me haya costado un poco más de lo normal coger fuerzas la próxima vez que me caiga me volveré a levantar pero en vez de tardar 3 semanas tardare dos semanas!!

Cerrando este bloque de la entrada creo que el mensaje que he aprendido o lo que más me ha podido enriquecer a nivel personal, es la idea de arriesgar y de caerse.  Me he dado cuenta que la gente ve como un fracaso o como algo negativo caerse.  Caerse tiene una connotación muy negativa en nuestra sociedad actual. Pero muchas veces caerse no es más que haber sido capaz de asumir riesgos y de haber intentado hacer algo que no está al 100% dentro de nuestro control.  Caerse es síntoma de esfuerzo, de superarse y sobre todo forma parte del aprendizaje vital que todos debemos de llevar!

Pero realmente más importante que ser capaz de aceptar que nos podemos caer, es tener la capacidad posterior de levantarnos. No sirve de nada ser valientes, arriesgar si no somos conscientes que todo riesgo implica un porcentaje de posibilidades que todo no salgo perfecto. Y es ahí donde yo he pecado y me ha costado mi tiempo de racionalizar e interiorizarlo.  La próxima vez ya no solo seré capaz de arriesgar sino que seré capaz de levantarme con mucha más fuerza y en menor tiempo de lo que lo he hecho esta vez.  Intentare objetivizar las cosas mucho más, verlas desde la distancia y sobretodo intentare canalizar algunas sensaciones que se  generan y a veces distan de la realidad.

Estos meses de inactividad = mucha meditación y reflexión.

1 comentario:

  1. Eres un grande Jonás! Tenía ganas de saber de ti! De los errores se aprende, nadie es perfecto! Me alegro que hayas aprendido de esta experiencia y que sigas creciendo como persona, porque lo que tú haces merece mucho la pena!!

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Follow by Email